Rosario: “Mis padres no se separaron nunca por nosotros, por sus hijos”