La cara de Leo Cámara, fiel reflejo del dolor que siente con los planchazos