Así 'tumban' Bradl y Elías