Los pilotos de MotoGP, futbolistas por un día