Así es el Vulcan de Aston Martin: necesitas clases de conducción antes de que te entreguen las llaves