Alemania llega a Río de Janeiro para medirse con Francia