Los jugadores de Chile, recibidos como campeones en su regreso a casa