Doña Letizia y la Reina, cada vez más distanciadas