¿Hay sorpresa? “¡No!”