Paz, a dos palabras de los 836.000 euros