Joe no puede con Sebástian, que roza el pleno en el rosco