Moisés encuentra un nuevo contrincante y vuelve a rozar la victoria final