Nacho Guerreros y Manuel Bandera se retan con la mirada antes de la pista musical