Antonio sigue imparable en el rosco y vuelve a quedarse a dos palabras del bote