David Amor no conoce la humildad: "Es que soy tan bueno"