Antonio fuerza los fallos de Jaime y le manda a la silla azul