La familia Sosa se impone a los Casermeiro en un rosco muy igualado