Pablo, ganador en la primera edición de ‘Pequeños gigantes’, es el quinto padrino