No había pasado nunca en el programa de Bertín: surrealista imprevisto con "volantazo" perfecto