Bárbara y la Campos, enfrentadas