Busta, sorprendido por Álex