Jesús Mariñas, roto por el final de ‘¡Qué tiempo tan feliz!’