Amador Mohedano, a Sálvame: “Me tratáis como un deshecho humano, dejadme en paz”