Raquel: “El parte médico lo dio mi madre”