El recepcionista del hotel en el que se alojaron los supervivientes niega que Fortu pasara la noche acompañado