María del Monte ejerciendo de espontánea en plena plaza granaína