Jesús Reyes pone nota al estilismo de los colaboradores