¡El vestido de Lydia marea a los espectadores!