La "atonía" de la cara del "pequeño" Nicolás, según Paloma Ramón