Alejandro, a Fran: "Estoy quemado de estar aquí, de la gente, de las tonterías”