Rosa Benito: “Tengo problemas que, aunque no son míos, me atañen”