Raquel Bollo hace una mención especial: "No puedo irme sin dirigirme a Belén..."