Analizamos cómo le ha cambiado la cara a Lydia Lozano por culpa del sol