La colaboradora obsesionada con el sueldo de sus compañeros es… ¡Chelo García Cortés!