Raquel: "Si no trabajase aquí, quizá no se habría sabido que mi prima está en la cárcel"