Gustavo da la cara: “Estoy hasta las narices, no he sido desleal a mis compañeros en la puñetera vida”