Julián Contreras nos deja sin palabras con su cuerpo en equilibrio