De las palabras a los gestos, Kiko Hernández se convierte en el 'imitador' del Maestro Joao