La hija de Rocío Carrasco estaría dispuesta a hablar si su padre necesita ayuda, según Kiko Hernández