Con las manos en la masa: la tórrida tarde de playa de Matamoros y su novia