“Teníamos una vida sexual perfecta”