Coto se enfrenta a su pasado