Blanca no quiere reconciliarse con su padre, según el polígrafo