El divorcio con N. Polo no ha sido un montaje