Gustavo: “Las hijas de María, de alguna manera, son un poco mías”