Cristina Soria se sorprende de la frialdad y poca empatía de Sofía y Candela con sus exparejas