Adriana acude a una cajero para comprobar los fondos de la cuenta de su hija