Gonzalo, el novio de Elena Furiase, quería abandonar España antes de ser padre