Siete habitaciones y seis baños: Los detalles de la casa que Hierro no consigue vender