Steisy habla un inglés perfecto: ¡Hasta un nativo la entiende!